TIEMPO EN SAMANÁ

-SÍ QUIERE PASAR UN MOMENTO DE OCIO VISITA RESTAURANT PLAYITA EN LAS GALERA --SÍ QUIERE PASAR UN MOMENTO DE OCIO VISITA RESTAURANT PLAYITA EN LAS GALERA --SÍ QUIERE PASAR UN MOMENTO DE OCIO VISITA RESTAURANT PLAYITA EN LAS GALERA - -SÍ QUIERE PASAR UN MOMENTO DE OCIO VISITA RESTAURANT PLAYITA EN LAS GALERA - "

??? COMPARTELO CON TUS AMIGOS ???

31 julio 2013

El FBI reactiva búsqueda de dominicana y su hijo acusados de proteger ilegales y prostitución forzada

"Su hijo Eddy  están huyendo hace ocho años"
Los investigadores dijeron que a Amparo Altagracia Hernández Montás y Eddy Vázquez enfrentan nuevos cargos.
                                                                                                                                                           
08:00 AM - 31 Julio, NUEVA YORK, EE.UU. *-.  El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), reactivó desde la semana pasada la intensa búsqueda de la dominicana Amparo Altagracia Montás Hernández de 52 años de edad y su hijo Eddy Vázquez a quienes acusa de proteger inmigrantes ilegales, negociar con prostitución forzada y otros delitos no relacionados con esos dos cargos.
Fuentes de esa policía federal dijeron ayer lunes a medios anglófonos que la señora Montás Hernández y su hijo, enfrentan ahora cargos adicionales por mantenerse fugitivos y evadir la justicia norteamericana.

La acusada y su vástago están huyendo de los federales desde hace ocho años, después que asumieron el compromiso de regresar a una corte en La Florida luego que fueran dejados en libertad bajo fianza tras sus arrestos en conexión con las imputaciones.

La madre y su hijo están acusados de traficar con mujeres y hombres indocumentados que cruzaron la frontera con México para llegar a los Estados Unidos.

Se les achaca haber forzado a las ilegales a prostituirse en burdeles que controlaban Montás Hernández y Vázquez en el Suroeste de La Florida.

En muchos casos, las indocumentados que cayeron en manos de Montás y su hijo, estaban en deuda con los "coyotes" (traficantes de humanos en mla frontera) y tuvieron que prostituirse para pagarles el dinero adeudado, sostiene el expediente federal.

Hernández y Vázquez fueron acusados en agosto del 2005 por un Gran Jurado Federal en el Distrito Medio de La Florida y liberados bajo fienza ese mismo año.

Un mes después, el dúo de madre e hijos se dividió y desaparecieron y el FBI cree que ambos huyeron de Estados Unidos.

Las autoridades dicen que la Oficina Federal de Investigaciones recibió información acerca de las operaciones ilegales de Hernández Montás y Vázquez, quienes pagaron las deudas de las ilegales y posteriormente las hacían pagar obligándolas a prostituirse.

Vázquez era quien manejaba las operaciones de los prostíbulos y recogía el dinero que le era entregado por los porteros de los burdeles. 

Fueron acusados por un Gran Jurado Federal el 17 de agosto del 2005 en la corte del distrito de Fort Myers y fueron dejados en libertad con sendas fianzas, dentro de cuyas condiciones estaba la de chequearse periódicamente con un oficial de libertad provisional.

En vez de respetar el acuerdo, no regresaron nunca más a la corte ni a la supervisión, la que burlaron escapando a Nueva York o Massachusetts. 

El 19 de septiembre de ese mismo año (2005) el oficial de libertad provisional fue notificado de Hernández Montás y Vázquez habían huido de la zona y el 22 de ese mismo mes, un juez federal emitió una orden de arresto contra ellos.

El FBI describe a la fugitiva como nativa de la República Dominicana, nacida el 30 de diciembre de 1960, rubia, ojos marrones, de raza blanca / hispana, midiendo 5´2 de altura y pesando al momento de la huida, unas 120 libras.

Era propietaria de un bar y un salón de belleza.

Usa los apodos de “Iris” por el que es más conocida entre familiares y allegados, “Ercilia Martínez”, “Mantis Amparo”, Ambero Mandas”, “Iris Cáceres” y “Amparo A. Montás”.

El agente especial James Roncinske, jefe de la División de Campo del FBI en Tampa, señaló en el comunicado que la señora Hernández Montás, era la principal responsable de operar los burdeles en los que mantenía a docenas de mujeres prostituyéndose, luego de estas haber sido pasadas desde México a través de la frontera por los “coyotes” a quienes les adeudaban miles de dólares.

Además de promover y negociar con la prostitución la madre dominicana y su hijo, están acusados de albergar inmigrantes ilegales, entre otros cargos. “La madre y su hijo huyeron a la República Dominicana, su país natal, donde todavía pudieran estar escondidos al día de hoy”, añade el jefe de división del FBI.

Los federales están desde el 2005 a la caza de Amparo Altagracia Hernández Montás y su cómplice Eddy Vázquez, quienes según la acusación, se dedicaban a reclutar inmigrantes indocumentados en La Florida y a las mujeres las obligaban a prostituirse para que les pagaran los costos de vivienda, ropas y comidas.

No hay comentarios:

??? COMPARTELO CON TUS AMIGOS ???